Soluciones funcionales y decorativas
para acondicionar espacios que acogen al público.
Revestimientos murales - Paneles acústicos

Consejos de limpieza de los revestimientos murales de Vinilo

Generalidades
Limpiar siempre de fuera hacia dentro para no extender la mancha
Retirar toda la suciedad lo más rápido posible
Retirar la suciedad húmeda eliminándola con un absorbente o una espátula

Acciones
1. Retirar la suciedad seca utilizando un cepillo suave
2. Aplicar un producto limpiador estándar no agresivo directamente en el revestimiento o en la esponja
3. En caso necesario, utilizar el cepillo suave para las manchas tenaces
4. Tras la limpieza, retirar los residuos de suciedad y de producto limpiador con agua limpia. Utilizar una esponja limpia y secar con un paño sin frotar demasiado.

Superficies brillantes o estructuras finas y mates
1. En las superficies brillantes, no utilizar cepillo, ni siquiera uno suave. Utilizar solamente la esponja
2. En las estructuras finas y mates: utilizar el cepillo suave para alcanzar y retirar la suciedad incrustada en las asperezas. Retirar la suciedad con una esponja y abundante agua limpia. No frotar demasiado con la esponja para evitar la decoloración de las finas ondas superficiales de la estructura.

Consejos de cuidado de los Revestimientos Murales Textiles y no tejidos

Antes de actuar en el revestimiento, consultar la fina técnica para conocer su composición y poder elegir la técnica más adecuada.
1. En primer lugar, comprobar si la superficie que se desea limpiar permite utilizar un quitamanchas haciendo una prueba previa en una zona poco visible. Algunos productos pueden dañar las fibras.
2. Hay que actuar cuanto antes. Si se interviene inmediatamente, bastará un paño impregnado de agua mineral para eliminar la mayoría de las manchas, sobre todo si el revestimiento lleva un tratamiento antimanchas.
3. Desempolvar bien el revestimiento antes de limpiarlo.
4. Absorber la mancha mediante movimientos de tampón circulares, siembre desde fuera hacia dentro.
5. Nunca hay que frotar una mancha líquida. Primer hay que absorberla cuidadosamente, sin extenderla, utilizando una esponja, papel absorbente o un paño limpio.
6. Si la mancha es gruesa, pastosa o solida, hay que retirarla delicadamente con una espátula o una cuchara
antes de impregnarla de agua o de quitamanchas. La utilización de un cuchillo podrá ser peligrosa.
7. Y, última recomendación: ¡utilice agua fría o agua tibia! El agua caliente fija la suciedad.

* Toda la información procede de la página www.toutclean.com, y puede ser difundida en el marco de un uso profesional con la autorización del editor: grupo Guard industrie.